Escritura y bichos raros

Me pregunto si tengo razón en ésto.

Siempre pienso que la gente se siente incómoda a mi lado por algún u otro detalle, puede que por mi personalidad, por algo bobo o molesto que dije, o por algo que hice, y yo ni en cuenta de sus consecuencias. Por eso prefiero alejarme, que sean felices y yo también seré feliz por mi parte, aunque en ciertos momentos me pueda sentir solo, rechazado e inútil.

Un bicho raro, pues.

A veces me preocupo demasiado por lo que piensan los demás. A veces no, y de ahí derivan muchos problemas.

¿Y qué hago? ¿Encerrarme en mi cuarto, jugar videojuegos? ¿Leer un libro o un artículo por internet? ¿Ver un documental o una peli? ¿O solamente acariciar a mis mascotas mientras pasa el casi insoportable tiempo? Me canso de pensar, de decidir, y al final el mejor remedio es dormir; primero que me acosen las voces de mi memoria hasta que me exhausted y muera entre sueños.

Aunque me gusta escribir… Me está gustando escribir este “diario”, y a veces seguirle con mis ficciones y poesía.

Sí. Eso es muy bonito.