{Casi} nada

No he escrito casi nada por tres días. Bueno, aunque en gran parte del tiempo he estado en el trabajo o arreglando mi nuevo cuarto, también tuve bastantes oportunidades de hacer algo más, sí, útil o enriquecedor, como escribir, leer mucho o retomar un instrumento.

Sigue leyendo

La crisis del lector: una nimiedad para unos, una catástrofe para otros

No he leído ni un solo libro desde hace meses. No escribía, si bien ahora sí, de todos modos no leo libros. Esos, libros, cuadrados, rectangulares; esos objetos de papel, piel, gamuza, cartón o plástico. Esos. Libros. Nada.

En lo que sí me he enfocado es leer periódicos en línea, como también vídeos documentales sobre política, y un que otro de historia. No más. Eso sí, me como vídeo juegos de a montón, algunas películas y mucha comida. Por eso estoy a dieta, tampoco me olvido del ejercicio, aunque con éste me falta ser más duro para perder más calorías.

Sigue leyendo