Qué bonito ser una mujer bonita

Qué bonito.

Qué bonito.

Qué bonito ser una mujer bonita, porque no importa qué tan mal te vaya en las finanzas, qué tan grosera sea tu boquita, qué partido político sea de tu preferencia, de dónde provengas o a dónde vayas, el éxito está en tus hombros, sólo depende ti, bonita, tomarlo, besarlo e irte con él a pasearte con un magnate, o una persona con atributos físicos extraordinarios.

Sigue leyendo

Escritura y bichos raros

Me pregunto si tengo razón en ésto.

Siempre pienso que la gente se siente incómoda a mi lado por algún u otro detalle, puede que por mi personalidad, por algo bobo o molesto que dije, o por algo que hice, y yo ni en cuenta de sus consecuencias. Por eso prefiero alejarme, que sean felices y yo también seré feliz por mi parte, aunque en ciertos momentos me pueda sentir solo, rechazado e inútil.

Sigue leyendo